Tercer puesto en el concurso de percusión Llavatraka en Sant Andreu de Llavaneres

Este pasado sábado 26 de noviembre, los alumnos de la actividad extraescolar de banda de percusión ISB (Inspiring Sek Band) participaron en el concurso de percusión Llavatraka en el pueblo de Sant Andreu de Llavaneres (Barcelona).

La actividad duró todo el día. Actuamos por la mañana en un pasacalle, comimos todos juntos con los demás grupos, y por la tarde se celebró la fase final de concurso. 

Durante el día pudimos vivir la experiencia de compartir con todos los grupos participantes, aprendiendo, valorando y reconociendo el trabajo de los demás.

El momento cumbre llegó cuando los alumnos pasaron a la fase final, enfrentándose contra los subcampeones del año anterior. Ellos no lo sabían. 

Antes de salir, nos reunimos todo el equipo abrazándonos en una piña, y al son de “¡Una banda! ¡Un sonido!” los 20 alumnos salieron a darlo todo durante 2 minutos delante de una grada llena y con el jurado expectante. 
Recuerdo la imagen y la emoción del final, donde todos a una chillaron mostrando el final de la actuación. La grada estremeció al verlos perfectamente sincronizados dando todo lo que tenían. Actuó el otro grupo, y llegó la hora de la verdad, la decisión del jurado. Vencimos. Y todos emocionados, salieron del escenario a abrazarse entre ellos. Saludaron al rival y volvieron al escenario a por las semifinales.

Con todas las emociones a flor de piel, les tocó vivir la situación adversa. Pasó el otro grupo a la gran final. Con el gran contraste emocional y mostrando una enorme humildad, lo primero que hicieron fue ir a reconocer al rival abrazándose con ellos.

 Ahora tocaba la lucha por el 3r-4º puesto.

Costó volver a la competición después de perder, pero rápidamente volvieron de cabeza al escenario con más energía que nunca. Volvieron a actuar.. ¡Y ganaron! El 3er puesto era suyo. Había caras de incredulidad pero ahí estaban, ¡¡3os en una competición senior de percusión!!

La presión, los nervios, son sensaciones que se aprenden a gestionar sólo en situaciones reales, y que mejor que vivirlas conjuntamente como una familia formada entre alumnos, profesores y padres.

Estas experiencias con tantas emociones, buenas y malas, fortalecen e intensifican la unión entre alumnos, profesores y padres ahí presentes. Potenciando y generando la solidez de un equipo formado por todos más allá de una simple relación de compañerismo.

Fue un día que muchos no olvidarán y lo llevarán siempre consigo. 
Día y experiencia inolvidable.

Salvador Monpeat

Esta entrada fue publicada en Arts, Extraescolars, Músic. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *